VIOLENCIA contra PERIODISTAS en HIDALGO


PACHUCA — El asesinato de tres periodistas en México durante lo que va de enero, mueven a recordar que Hidalgo no está exento de atentados contra la libertad de prensa. Al contrario, la violencia contra el gremio ha ido en aumento y es nuestro menester denunciarlo.

El más reciente de estos episodios ocurrió a principios de enero cuando el alcalde priísta de Mineral del Monte, Alejandro Sierra Tello, mandó a la policía y a comerciantes de la localidad a golpear a ambientalistas que protestaban a la entrada del municipio. En la represión, también fueron golpeados tres periodistas, trabajadores de los medios Effetá, Síntesis y El Cardinal Noticias. El grupo de reporteros presentó denuncias ante la Procuraduría General de Justicia del Estado y el caso quedó documentado como el primero del año en constituirse como un atentado a la libertad de expresión en Hidalgo.

En noviembre de 2021, fue allanada por desconocidos la casa del corresponsal de la revista Proceso en Hidalgo, Áxel Chávez. Según denunció el periodista, los delincuentes sustrajeron documentos, dinero y material informático, propio de su tarea periodística. Frente a lo ocurrido, la víctima presentó la denuncia ante la Procuraduría bajo expediente 12-2021-13127 y está en espera de que se presenten resultados sobre las investigaciones. Se trata del primer caso de asalto al domicilio particular de un periodista hidalguense en mucho tiempo.

Antes, en julio de 2021, el entonces diputado del Partido Acción Nacional, Asael Hernández Cerón, amenazó al periodista Emmanuel Ameth. El director del portal EA Noticias documentó posibles actos de corrupción por parte del panista cuando éste fungía como presidente de la Junta de Gobierno del Congreso local. A partir de la publicación, Hernández Cerón comenzó una persecución judicial contra el reportero.

Te interesará leer: La PRENSA SIN MIEDO, según Carolina Viggiano

Asael Hernández Cerón fue uno de los principales oradores durante el registro de Carolina Viggiano Austria como precandidata a la gubernatura del Estado, por parte de la alianza PRI, PAN, PRD. Ha sido descrito por la aspirante como su “amigo” y es parte de su equipo político durante la precampaña que ella realiza al interior de Acción Nacional.

Y es Viggiano Austria la protagonista de dos episodios lacerantes contra la prensa de Hidalgo. El primero de ellos ocurrió en el año 2015 cuando la precandidata, entonces diputada federal, amenazó al periodista Anselmo Estrada Albuquerque. A la militante priísta le desagradó que el columnista denunciara que la campaña al Congreso federal que entonces ella realizaba estuviera apoyada de los recursos del gobierno de Coahuila, del cual su esposo, Rubén Moreira, era titular. Según relató el autor de “La inocente polvorita”, la política le llamó por teléfono para hostigarlo. Le dijo que, si volvía a publicar algo sobre ella, lo denunciaría.

Ya en un tono más moderado, pero que de la misma manera asoma cierto talante antidemocrático, la precandidata del PRI, PAN y PRD al gobierno de Hidalgo, le dijo al periodista Alejandro Gálvez, director de Quadratín Hidalgo, que él no tenía “miedo” para publicar información relacionada a sus aspiraciones. Las declaraciones ocurrieron en diciembre de 2021 cuando aún estaba álgida la pelea por la candidatura al interior del PRI. En sus dichos, Carolina Viggiano Austria, infirió que el resto de la prensa hidalguense carece de valentía para publicitar sus actividades; un dicho fuera de tono y preocupante en la medida de que, una persona que tiende a estigmatizar al periodismo aspira a gobernar el Estado.

No obstante, tenemos que reconocer que la violencia ejercida contra periodistas en Hidalgo está por debajo de lo que ocurre en Baja California o Veracruz. Mas, esto no es motivo para desestimar los casos vergonzosos que se han presentado. Las autoridades deben hacer su trabajo y garantizar el libre ejercicio de la prensa. Tanto la secretaría de Gobierno como la Procuraduría, en particular, deberán establecer con hechos que tienen un compromiso indeclinable con este ejercicio y deslinar responsabilidades sobre los casos ocurridos en los últimos meses. Y sobre quienes aspiran a gobernar Hidalgo recae la oportunidad de fijar un pacto con el gremio periodístico: ni un periodista agredido, de ningún modo, ni uno más.

Comments

Comentarios


You may also like