14.7 C
Hidalgo
jueves, junio 13, 2024

Se equivocan si le apuestan todo al «EFECTO LÓPEZ OBRADOR»

Los nuevos convertidos a la transformación una vez que López Obrador tomó el poder no saben de lucha ni de sacrificios; lucha y sacrificios que hizo la base de izquierda para conseguir el histórico triunfo del 2018, pero que precedió el 2012, el fraude del 2006 y todos los años previos de persecuciones y censura.

Esos que ahora se adhirieron a la 4T sólo han gozado del poder y no conocen otra cosa. Por eso creen que las elecciones se ganan nada más con el efecto de un AMLO que cala hondo entre la gente. Pero, quizá por ese disfrutar de las mieles de un sistema por el cual no lucharon o porque han vivido por tanto tiempo del privilegio político, no reparan, ni porque recorren las calles, que el «efecto López Obrador» no significa que sus simpatizantes votan a ciegas por Morena como si se tratara de tomar Coca cola por costumbre.

El efecto López Obrador trata de la conciencia de un pueblo. Personas que antes estaban despolitizadas pero que ahora son conscientes de la historia política y del papel que cada quien ha jugado en el proceso de transformación. Qué y quienes son la derecha conservadora y cuales intereses representan. Qué y quienes han peleado para conseguir los derechos de un país. Quienes han peleado por la democracia y quienes se han opuesto. Quienes han cometido los fraudes y quienes han resistido. Cuales son los medios que mienten y porqué lo hacen. Todo eso y más, ha conseguido AMLO entre un masa que, ahora sabe, que su voto sí cuenta y que no puede regalárselo a cualquiera.

De modo que quienes le apuestan a ganar por el «efecto López Obrador» están equivocándose. Para ganarse el beneficio de semejante voto, no basta con aparecer en la boleta bajo los partidos de la 4T; tienen que demostrar congruencia, biografía, honestidad y convicción con los principios de un movimiento. Y pueden mentir. Pueden decir que sí, ahora sí, que ya van a ver y, en su caso, ganar la elección. Pero ganar un cargo no es lo mismo que ganar el poder y menos, el reconocimiento de un pueblo.

Bien López Obrador ha dicho en reiteradas ocasiones que al pueblo se le puede engañar una vez, dos veces, pero no se le puede mentir toda la vida. Por eso, los nuevos convertidos y convertidas al obradorismo, que dicen y perjuran ser 4T, se verán bajo el escrutinio de un movimiento que perdona, sí, pero no olvida.

Beto Rodríguez
Beto Rodríguezhttp://viejopunk.com/
Periodista y escritor. Premio Nacional de Periodismo en derechos humanos "Gilberto Rincón Gallardo" 2009. Doctorante en Investigación y Creación Literaria por Casa Lamm.

Related Articles

Últimas