17.8 C
Hidalgo
jueves, junio 13, 2024

One Piece: cómo un ANIME puede estar BIEN ADAPTADO al ‘live-action’

Con el reciente estreno del live action del popular anime y manga One Piece, todos lxs fans e internet explotaron y no es por menos; así que nos subimos al barco junto con ellxs. No mentiré: aún no me pongo al corriente con el anime, pero sí he visto y leído gran parte de él, lo que me permitió disfrutar como un niñx en navidad la serie de Netflix.

Debo admitir que el live action de One Piece se ha vuelto una de mis series favoritas, lo que no es fácil, pues prefiero la animación por encima de la acción viva; pero, en una entrevista, Eiichiro Oda, el creador de esta serie, comentó que estuvo involucrado en el desarrollo de la adaptación para asegurarse de que fuera lo más fiel a la historia que el escribió y, sobre todo, a la intención del protagonista de motivar e inspirar a sus compañeros para seguir sus sueños al igual que las limitaciones y debilidades de los poderes de los personajes. Después de escuchar esto, para mí, eso significó que había un sello de garantía; que ésta sería una buena serie, y así fue.

Intentaré no dar spoilers a quienes no han visto la adaptación y que tampoco el anime.

Verán: la historia sí tiene diferencia con lo que podemos ver en el anime; pero, contrario a lo que podrían pensar sobre que esto es algo malo, creo que en realidad demuestra dos cosas: la primera, es que hicieron bien las investigaciones de cómo funciona el mundo que Oda ha creado, y la segunda, muestra como creció el mundo de One Piece en comparación con primer capitulo del anime.

En el anime, en un principio podemos ver un mundo que a primera vista aparenta no tener mucha tecnología, como fue en la era de los piratas; ésta fue agregada paulatinamente conforme la historia avanzaba. Detalles como estos fueron incluidos en la adaptación de Netflix, mostrando una visión más completa del mundo de One Piece como es en la actualidad en los últimos capítulos del manga.

Agregando también una escenografía magistral y efectos especiales bien ejecutados y realizados ―lo que no es fácil de lograr―, he visto comentarios favorables a la animación, sobre todo a cómo lograron crear las habilidades de goma de Luffy y el pirata Buggy.
Desde mi punto de vista, la historia fue bien adaptada, conservando las partes más importantes que son claves de la relación de los personajes entre ellos y su decisión de formar parte de la tripulación de Luffy

Hubo unos pocos detalles que no me gustaron del todo, como cuando Luffy usa su habilidad para defender su barco y sus compañeros le dicen que no sabían que podía hacer eso y él también dice que tampoco sabía. Porque en el anime, en realidad, podemos ver que Luffy desde el inicio ya tenía un control de sus habilidades, siendo todo un maestro de la goma-control, teniendo sentido que sepa usarlas con libertad, pues las adquirió desde niño. Y como cualquier persona que de la noche a la mañana adquiere habilidades, comienza a experimentar con ellas y ver que es lo que se puede hacer, como yo lo hice de niña imitando al Hombre Araña hasta que resbalé después de trepar las paredes y casi me desnuco.

Algo que también pude notar fue el hecho de que redujeron escenas de acción, sobre todo las peleas que tienen en el primer arco. Estas peleas muestran la fuerza de los personajes antes de que entraran a la gran ruta marítima. Quiero suponer que en lo hicieron para no poner tantos efectos especiales, por los ataques de Luffy.

A mi gusto, faltó fuerza en la escena de la despedida de Sanji para integrarse a la tripulación del sombrero de paja, pues su partida del Baratie es de los momentos que marcan la personalidad amable y sensible de este personaje (pero de los males, es el menor).

Aun con estos detalles nada me impidió disfrutar cada capítulo al grado de intentar romper la barrera entre las dimensiones contestando un dialogo de Sanji cuando dijo “no puedo disfrutar esto”, y conteste “tu no, pero yo si”. Pues la serie es algo que incluso para quienes no son fan del mundo del anime pueden ver y disfrutar. Y para quienes somos fans, cada capitulo era como si nos dieran un libro de Buscando a Wally; buscando en toda la pantalla cuadro por cuadro detalles, imágenes o referencias a más momentos o personajes de la serie.

Este proyecto ha levantado olas, sobre todo con el hecho de que deseamos que Jaimie Lee Curtis interprete a la doctora Kureja para el arco de Chopper, al grado de que ya es tendendencia en Twitter, sobre todo ahora que han confirmado la segunda temporada y que los directores han expresado que desean realizar seis temporadas para abarcar lo que va hasta ahora del manga, siendo estas palabras un deseo muy ambicioso. Pero bueno, si Luffy puede convertirse en el rey de los piratas tal vez Netflix puede hacer seis temporadas. Sólo el tiempo lo dirá.

Ahora ya sólo queda esperar a que la huelga de escritores termine para comenzar los guiones. En la espera, podemos ver el anime o leer el manga, lo cual recomiendo ampliamente. La serie de One Piece, además de ser un icono del mundo del anime, también es una buena historia. Con un poco de todo, sin duda encontrarás en ella algo que te guste o con lo que puedas sentir identificación; desde zombis, robots, secretos, viajes a la luna, aliens, mucha acción e historias que te harán llorar. Lo digo por experiencia propia: entré a ver One Piece por la aventura y la acción, pero me quedé por la historia y los personajes entrañables. Son estas historias las que, en realidad, muestran lo amplío de su mundo, volviendo esta larga historia en algo agradable de disfrutar y que nos animan a seguir nuestros sueños.

Parte de lo que me llama la atención de One Piece es cómo muestra la importancia de sentirnos apoyadxs, pues a lo largo de la serie vemos que Luffy continua su camino dejando detrás de sí amigos a los que inspiró a seguir sus sueños y cambiar la situaciones difíciles o tristes en las que vivían, para ser plenos cambiando su mundo y su historia. Esto demuestra que, si alguien en el mundo nos apoya, cree en nosotrxs aun cuando no esté cerca, sólo con saber que somos apoyadxs, podemos dar lo mejor y seguir nuestros sueños buscando nuestro propio One Piece.

Karin Reo
Karin Reo
Inspirada por las grandes aventuras de héroes derrotando al mal, forjé un fuerte amor por el mundo de la animación y todo lo que este representa; como cambia y moldea a las personas, sin que estas lo noten.

Related Articles

Últimas