El CINE DE TERROR esencial de la DÉCADA


Parte 1 de 7:

Sobrenatural / Ocultismo

Terror desde el más allá. Experiencias sobrenaturales, Muertos vivientes… posesiones e invocaciones satánicas, y cuentos torcidos sobre brujería y tradiciones ancestrales.

1. Busanhaeng [Train to Busan]
Yeon Sang-ho | Corea del Sur | 2016

El filme que revaloró el subgénero Zombie. Un frenético timing, con una puesta en escena adrenalínica, escenas de ataques que te hacen contener el aliento, más tintes de drama familiar / paterno como trasfondo y personajes que no son héroes ni villanos, sino humanos perfectamente reflejados en una situación de incertidumbre y desesperación que te hacen amar y odiar a cada uno de ellos dependiendo el momento del filme, coronado con un emotivo y dramático final, que la convierte sin lugar a dudas, en la mejor película de zombies de la década, y definitivamente una de las mejores del subgénero de todos los tiempos.

2. The Babadook
Jennifer Kent | Australia | 2014

Yo también llegué a esta cinta después de leer que William Friedkin, director de El Exorcista, declaró al respecto de este filme que “nunca una película lo había asustado tanto” … resulta que no era un truco publicitario: The Babadook, sí es un filme terrorífico, angustiante, incómodo, perturbador y que, en algún momento, al menos en una escena, simple y llanamente te va a provocar miedo. Magistralmente dirigida, con recursos y elementos brillantemente resueltos, moviéndose entre el terror sobrenatural, el psicológico y el thriller. Todo un hito en el terror sobrenatural que se convertirá en un clásico.

3. Hereditary
Ari Aster | Estados Unidos | 2018

Una premisa ya vista dentro del género, pero perfectamente dirigida, desarrollada y ambientada, con un plot-twist cuya impactante escena cumbre quedará dentro de los grandes momentos del cine de Terror… y, sobre todo, una brutal y perturbadora interpretación de dolor, locura, miedo y desesperación por parte de Toni Collette y la debutante en cine Milly Shapiro. Hereditary es la prueba de que el cine sobrenatural siempre, siempre estará vivo y seguirá teniendo elementos para espantarnos, sin importar qué tan cínicas se vuelvan las sociedades.

4. Insidious
James Wan | Estados Unidos | 2010

Insidious no es la más popular, pero sin duda, es la mejor del enorme trabajo de James Wan en esta década dentro del género. Aun bajo la premisa del jumpscare pero perfectamente balanceado con una historia de traumas infantiles y de momentos tan incómodos como perturbadores, más un final aterrador e inesperado. Lo mejor del cine comercial de terror de la década.

5. Suspiria
Luca Guadagnino | Italia / EUA | 2018

Que Argento perdone mi atrevimiento, pero de verdad me conquistó esta nueva Suspiria: Es una dignísima revisión que, si bien no alcanza la genialidad de la obra maestra original, sí es en su lenta construcción, visualmente más onírica y surrealista que la original… pocas veces un remake (y más de una obra tan fundamental) es capaz de mantener la calidad de su material original, que termina contando su propia historia que respeta la de Argento, pero mantiene una individualidad que la hace mantenerse por sí misma.… mención aparte para la soberbia y camaleónica Tilda Swinton: deja claro que es probablemente la mejor (y tristemente más infravalorada) actriz de este siglo.

6. The Autopsy of Jane Doe
André Øvredal | Reino Unido | 2016

La genialidad de The Autopsy of Jane Doe  reside en su sencillez: una filme planeado y ejecutado casi como una obra de teatro brillantemente ejecutada: una pequeña morgue familiar  se transforma poco a poco en una abrumadora pieza donde lo sobrenatural es solo el ingrediente de una pieza de terror in crescendo, donde la construcción del misterio y la tensión es paso a paso, pero constante a lo largo de todo el filme, lo cual hace que te mantengas al filo del sillón durante todo el metraje y no solo a través de básicos  jumpscares. El final es lo de menos, lo mejor es el tenso y frío viaje que vives en la morgue de los Tilden.

7. Sinister
Scott Derrickson | Estados Unidos | 2012

Mientras escribía esta lista, Sinister fue nombrada “la película más terrorífica de todos los tiempos” únicamente, debido a que su nivel de jumpscare es capaz de levantar la adrenalina como ninguna otra película analizada… objetivo o no el estudio (además de centrarse solo en la sorpresa), o si es “la mejor” o no, lo cierto es que el viaje paranoico a la locura de un escritor con bloqueo artístico es uno de los momentos más tensos y aterradores de los últimos años en el cine comercial de terror.

8. Stake Land
Jim Mickle | Estados Unidos | 2010

El cine de vampiros ha estado de capa caída (jeje) en los últimos años… sin embargo, la enorme excepción queda plasmada en Stake Land: el mejor filme vampírico de la década: No solo por regresarles la monstruosidad y presentarlos nuevamente como criaturas salvajes y aterradoras, sino porque el filme en sí, más allá de dichas criaturas, es un emotivo y a la vez desolador viaje postapocalíptico de supervivencia en un mundo donde solo queda cazar o ser cazado.

9. Zir-e Sayeh [Under the Shadow]
Babak Anvari | Iran | 2016

Este filme requiere de mucha, mucha paciencia: durante más de la mitad del filme sentirás que “no está pasando nada”, pero en la última media hora donde todo explota, la tensa calma inicial cobra sentido en la construcción agónica, donde el brillantísimo uso de los elementos sobrenaturales combinados con el terror psicológico, folclórico y la paranoia, son una analogía del terror verdadero que es la realidad de las mujeres persas oprimidas por su sociedad, su religión y por la guerra…

10. Veronica
Paco Plaza | España | 2017

Teniendo como marco el convencionalismo nostálgico de la España pre globalizada, Paco Plaza entrega una de las mejores películas de terror sobrenatural de la península en muchos años. Una analogía de la adultez prematura; pero, sobre todo, el mérito yace en la conducción de sus actores infantiles y de la brillante Sandra Escacena, donde sus reacciones honestas ante la creciente tensión sobrenatural que se apodera de su cotidianidad, se roban la película.

11. The Conjuring
James Wan | Estados Unidos | 2013

The Conjuring será recordada en la historia del cine de terror como la película que, en su década, reposicionó al género como valor comercial. Es el filme más popular de la década, y no es solo por buen marketing: es el típico filme de terror gringo plagado de jumpscares y líneas fáciles, pero su maestría y potencia reside en que cada uno de ellos, por esperados, predecibles y poco originales que sean, son absolutamente efectivos: sin importar el tipo de terror que te mueva, hay al menos uno de dichos elementos que te harán saltar el corazón. Es una obra fundamental y próximo clásico del género.

12. The Taking of Deborah Logan
Adam Robitel | Estados Unidos | 2014

Una película angustiante que, aunque no se aleja del común de los clichés del mockumentary (como el abuso del jumpscare) es una película muy efectiva basada en una combinación de elementos sobrenaturales con síntomas reales de una terrible enfermedad neurológica como el Alzheimer, donde la línea entre la explicación científica y paranormal se va perdiendo de una manera aterradora (¡mención aparte, que se el filme se hizo viral más por el gif de la imagen que ilustra la reseña, que porque la gente lo haya visto!)

13. Belzebuth
Emilio Portes | México | 2017

No es chauvinismo: Belzebuth sorprendentemente se coló hasta acá gracias a un muy original giro al cine de exorcismos, combinado con el terror de la realidad social, y con algunas secuencias que de verdad pueden robarte el aliento desde su abrumador inicio y durante una constante combinación de drama social con lo sobrenatural, hasta su absolutamente memorable y herética escena con una figura religiosa, una de las mejores secuencias de terror hechas en México.

A destacar también:
  • The Ritual (Noruega)

El paganismo y un viaje al interior de los bosques nórdicos, son un pretexto para desarrollar una historia sobre masculinidad, la culpa, y la vida adulta.

  • The Apostle (Reino Unido)

Con un inicio rayando en el drama y un último tramo brutalidad de su saga de culto The Raid, Gareth Evans alcanza en su tramo final uno de los mejores momentos del terror ocultista en la década.

  • Seoul Station (Corea del Sur)

La precuela de nuestro primer lugar, una animación que mantiene el nivel de tensión y humanidad que hizo grande a Train to Busan.

  • Devil (EUA)

Sencillo, paranoico y claustrofóbico relato sobrenatural en dos metros cuadrados que marcaba el regreso (indirecto) de M. Night Shyamalan.

  • The Wailing (Corea del Sur)

Filme “ómnibus” que cubre terror sobrenatural, psicológico folk y surrealista en una emotiva historia.

  • Los Ojos de Julia (España)

El primer relato psicológico natural del cambio de década que apuntaló el terror español como uno de los mejores a nivel mundial.

  • Mama (Argentina / Canadá)

El terror a la maternidad / responsabilidad millenial encontró su máxima representación en este relato sobrenatural.

  • The Evil Dead (EUA)

El remake / actualización de la saga de culto de Raimi está al mismo nivel de efectividad para el terror que su material original.

  • Doctor Sleep (EUA)

Logrando quedar bien con dios y con el diablo: un relato que respeta y homenajea a King y a Kubrick por igual. Una inesperada e increíble secuela del clásico atemporal.

  • It / It 2 (EUA)

Otro Remake que respeta y encumbra a un monstruo clásico para las nuevas generaciones de manera muy efectiva y entretenida.

  • It Follows (EUA)

La primera gran joya de terror de autor de la década, con una puesta en escena y dirección de cámara brillante. Estaría más arriba si no fuera por su tufo moralista.

  • The Lords of Salem (EUA)

El punto menos reconocido y comercial, pero, sin duda, el más brillante del irregular Rob Zombie, es este sencillo, pero efectivo relato de brujería. Sin duda, lo mejor de su filmografía.

Parte 2 de 7:
Terror Slasher / Survival / Extremo

Comments

Comentarios


You may also like